Sabiñánigo, con uno de los términos municipales más extensos de Aragón, cuenta con un variado abanico de recursos hídricos. Por estas tierras discurren desde pequeños barrancos a bravos ríos que provienen de las altas cumbres nevadas del Pirineo.

Dicen que conocer los ríos es una buena manera de descubrir la historia y geografía de un lugar, así que hoy nos vamos a recorrer los ríos que atraviesan el municipio a lo largo y ancho.

Empezamos, por supuesto, con el río que da nombre a nuestra comarca, el río Gállego. Este atraviesa longitudinalmente la comarca del Alto Gállego. Nace muy cerca del Portalet, a 2200 msnm, en la frontera con Francia. De esa cercanía con la Galia parece que procede su nombre. Tras cruzar el Valle de Tena, llega al Serrablo para regar Sabiñánigo y sus frondosos sotos. Sigue hacia el Reino de los Mallos y finalmente se une al río Ebro la ciudad de Zaragoza.

El río Gállego debe su porte a sus afluentes: Tulivana, Aurín, Guarga y Basa entregan sus aguas al hermano mayor dentro del municipio. El río Aurín es el más septentrional de todos: se forma a 2100 msnm en el Ibón de Bucuesa y tras precipitarse por las paredes de la Partacua, forma el pintoresco valle de Acumuer hasta encontrar el Gállego junto a la ciudad de Sabiñánigo.

Le sigue el río de Tulivana, conocido aquí como La Tolibana. Este río de humilde caudal, nace en las laderas de Peña Oroel y serpentea junto a la sierra de los Capitiellos regando pequeñas huertas locales hasta fundirse con el Gállego en la ciudad de Sabiñánigo, pocos metros después de la presa del Gállego.

Un kilómetro más al sur, junto a la localidad de El Puente de Sabiñánigo, aparece el río Basa. Tras su naciemiento en el Puerto de Fablo recorre los tradicionales pueblos de la Ballibasa, bajo la atenta mirada de la mole de conglomerado de Santa Orosia, para finalmente entregar sus frescas aguas al Gállego.

El último tributario del Gállego que cruza el municipio es el río Guarga. Tiene su nacimiento en la sierra prepirenaica del Galardón, muy cerca de Laguarta. Vertebra el Valle de la Guarguera, un territorio con siglos de historia y una alta densidad de pueblos. Tras crear bellas badinas, desemboca finalmente al Gállego, muy cerca de Caldearenas.

Fuera de la cuenca del Gállego encontramos dos jóvenes ríos prepirenaicos, que bañan el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara: Alacanadre y Guatizalema. En extremo sur del municipio, junto a la población de Bara discurre un joven río Alcanadre, que pronto forma la espectacular garganta del Gorgas Negras.

Muy cerca de allí, en la estribación occidental de la sierra de Aineto, a 1.370 msnm, tiene su naciemiento el río Guatizalema. Su presencia en nuestro municipio es muy breve, pues tras un par de kilómetros se adentra en el municipio de Nueno, en la comarca de la Hoya de Huesca.

Esperamos que disfrutéis de todos y cada uno de ellos siempre cuidando y respetando de sus entornos naturales. Recuerda ¡Déjalo mejor de cómo lo encontraste!

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de Privacidad.
I Accept

PROPUESTAS DE VERANO

IGLESIAS DE SERRABLO

INFO PRÁCTICA

Todo lo que puedes necesitar

CÓMO LLEGAR
FOLLETOS TURÍSTICOS
OFICINA DE TURISMO
PARKINGS | ÁREA AC
TELÉFONOS | ENLACES